Puto Match Making

Featured Image -- 686Entrar en el Foro de bandera britanica pequena texto copiaWot Blitz y encontrar múltiples hilos sobre la maldad intríseca del Match Making se ha convertido en una verdadera pesadilla. El algoritmo de emparejamiento es para la mayoría de los jugadores la chapuza más grande del juego que, por otra parte, es una verdadera maravilla tecnológica que sólo el milagro de la evolución desproporcionada de los componentes electrónicos ha hecho posible.
Un buen número de jugadores se queja de que siempre son desfavorecidos por MM quien los empareja con equipos de novatos irredentos y sedientos de derrota y muerte. Mala suerte la de estos jugadores que no salieron en el equipo contrario. Jeje.
De ahí a la teoría conspiranóica va un saltito de nada. Wargaming nos hace fracasar estrepitosamente una y otra vez para forzarnos a gastar dinero en tanques premium y cuenta premium.
Durante los muchos años que me he dedicado a la enseñanza de la Historia Universal y del Arte, he sido bien conocido entre mis alumnos porque para explicar cualquier realidad pasada, presente o futura me remontaba a los tiempos del Imperio Romano. AD OVO, vamos. No voy a dejar de ir “ad ovo” sólo porque esté aquí, en un mundo virtual.
Por eso, para entender este tema de debate, vamos a ir ad ovo, desde el huevo, al origen.
Voy a intentar explicar esta situación, tal y como yo la veo, desde el origen (aunque, por una vez, sin mencionar el Imperio Romano).
En primer lugar, hay que decir que es bastante improbable que Wargaming analice las estadísticas de los jugadores tan detenidamente como para propiciar las rachas de victorias y derrotas alternativas como parte de una perversa maquinación que nos induzca a gastar dinero en el juego. Las “rachas” se deben, más probablemente, a:
– Nuestro estado de ánimo. Encontrarnos bien despiertos, concentrados y animosos nos llevará a una serie de batallas bien calibradas y en las que nuestra aportación sea suficientemente grande como para volcar la situación a nuestro favor y el de nuestro equipo. Tras una buena racha suele venir un bajón causado, más que probablemente, por un exceso de confianza en nosotros mismos a causa de la afortunada actuación en los días previos y a factores externos como mala conexión, mala suerte con los equipos y otras mil causas que escapan a nuestro control. Como decían los romanos (bueno, los estóicos romanos) el Destino es una secuencia de hechos encadenados unidos entre sí por la causalidad y lo es aunque nosotros mismos no seamos capaces de establecer las conexiones. Es decir, hay causas objetivas aunque nosotros no podamos conocerlas porque escapan a nuestra capacidad de comprensión.
– Nuestro nivel de juego es el que es. La Realidad es lo que es. Y es inalterable. Aunque pensemos que seremos capaces de jugar cada día mejor, nuestras limitaciones nos mantendrán lastrados y pegados a un nivel que, tarde o temprano, se estabilizará. Llegados a este nivel, subiremos nuestro Win Rate unas décimas para volver a caer como en un montaña rusa porque subir indefinidamente va contra la naturaleza. Jugamos con otras seis personas y contra otros siete. Ellos también atraviesan por sus ciclos y esas circunstancias confluyen con las nuestras interactuado. Vamos que no se pueden ganar todas las batallas porque es fácticamente imposible y el Destino así lo entiende.

2 comentarios en “Puto Match Making”

  1. Gran artículo. Aunque si creo que wg podría examinar un poco mas de cerca los stats porque ahora hay muchos mas jugadores que antes y no esta el problema de unir a los jugadores con los 4 gatos que pilles buscando partida(como en los origenes del juego donde si se hacia así)

    Me gusta

  2. Buen artículo ElCidCampeador2014!! Es una buena reflexión que no había hecho hasta ahora. Efectívamente, tenemos el papel y la realidad. Ni el más optimizado y exacto de los algoritmos, que trabaja en ese mundo de “papel”, sería capaz de mantener el equilibrio que todos deseamos. Por la sencilla razón que sustenta lo que nos engancha de este juego… símplemente que juegas contra humanos. Humanos que viven en la “realidad” y que se equivocan, que tienen malos días, que se emocionan y que se equivocan con la misma facilidad que consciente o inconscientemente toman las decisiones adecuadas en un momento de tensión. Sin ese factor de realidad, la quiniela no habría existido nunca porque sería imposible que uno de los grandes perdiera… pero eso solo pasa en el papel, que es donde trabaja MM.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s