Táctica: Elementos de los mapas que pueden ser destruidos

Es usual apreciar ciertos comportamientos con relación a los elementos que pueden ser destruídos en los diferentes mapas que son poco aconsejables.

Es frecuente ver cómo, en Arenas del Desierto (el pueblecito del desierto) algunos carros arrollan los livianos muros o derriban palmeras. En Rockfield, los árboles también son derribados y las cajas depositadas junto a los bunkers destruídas. En este breve artículo pretendemos explicar por qué estos comportamientos no son a veces recomendables.

En relación a los muros bajos  (o a las casetas de bambú del Templo Perdido), es recomendable recordar que éstos nos protegen de un primer disparo de modo que, si nuestro armazón es débil o presenta algunos puntos vulnerables, podemos situarnos tras ellos hasta que hayan recibido el primer disparo. De  esta manera, es recomendable preservar aquellos muros que se encuentren en nuestro lado del mapa en tanto que (siempre que algún tanque de carga rápida y munición económica esté dispuesto o sacrificar su ratio de impactos y sus créditos) los del lado contrario sería recomendable derribarlos para dejar al descubierto a los contrarios.

En relación a los árboles y a los postes de luz, no siempre es buena idea derribarlos. La caída de estos elementos es vista por el enemigo aún cuando nuestra presencia no es detectada, por lo que los ponemos prematuramente sobre aviso de nuestra trayectoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s